Construye una imagen que te empodere

A menudo vemos diferentes perfiles en redes sociales de muchas marcas personales que se venden como personas empoderadas, activas, dinámicas, con cuerpos esculturales y una vida soñada, pero en realidad la esencia se desvanece.


La creación de una imagen viene desde adentro, desde una perspectiva menos edonista y más enfocada en la realización de tus pasiones y de un complemento activo hacia la creatividad, que irradia a los demás y ayuda a crear un imaginario positivo en quienes nos rodean.


Una verdadera imagen empoderada se construye día a día, siendo coherentes con nuestros sentimientos, pensamientos y acciones. Cuando en la cotidianidad manejemos esa actitud consciente frente a la vida podemos empezar a definir el éxito en nuestra vida, que varía según las percepciones que tenemos cada uno.


Todo se puede moldear y avivar. Se trata de una energía que siente en todo lo que hacemos y que estamos alimentando diariamente. Puedes tener un cuerpo sano, una piel hermosa pero si tu mente no está lo suficientemente entrenada como para mantener un estado emocional como un roble realmente todo lo demás se disipa. Una imagen empoderada es una responsabilidad personal, es una forma de decirle al mundo que hay esperanza y que podemos lograr un estilo de vida más equitativo y coherente con los seres vivos con los que habitamos esta hermosa nave llamada tierra.


Lo primero que debemos tener en cuenta es un conocimiento real de nuestro cuerpo fisiológico y psicológico. Cuando aprendemos a sentir las necesidades de nuestro cuerpo podemos encontrar soluciones para poder mantener una vibración alta en todo, y si psicológicamente estás intentando crear estabilidad y equilibrio también vas a aprender a conocer tus estados de ánimo para predecir tu reacción y así poder manejarlo de una forma más inteligente. Esto te va a ayudar a crear un ambiente constante de empoderamiento, en tu forma de pensar y en tu forma de actuar.


Si me sigues hasta aquí creo que lo que viene va a ayudarte mucho a encontrar esa imagen que te empodere, la segunda parte trata específicamente de ser coherente con lo que quieres en todo sentido. Las condiciones a veces no son las ideales pero si podemos enfocarnos en encontrar el camino para esas condiciones que queremos tener. Anota lo que sueñas, enfoca tu energía detalladamente en ello y empieza a crear las condiciones para ello.


Si sabes que para poder tener una vida laboral más equilibradas debes optimizar tu tiempo y ello implica el levantarse más temprano pues es una acción clara que debes hacer; y así con todo lo que te propongas, esto ayudará que se empiecen a crear hábitos, cambios inimaginables en tu vida y se crea una confianza personal que te va a dar más poder de decisión.


Tercero siempre mira más allá de la forma y enfócate en el propósito de las cosas. En el camino pasan muchas cosas que te pueden desenfocar de tu propósito verdadero; si no sabes aún cuál es ese propósito te invito a que explores tus sentimientos y encuentres lo que te hace sentir bien. Cuando empiezas a realizar todas esas acciones que te hacen sentir bienestar es porque estás alineado con tu propósito y en el camino vas a ir teniendo más claridad.

Cuarto ten paciencia, todo llega a su debido momento. La imagen que deseas está en construcción constante todo el tiempo. Es un esfuerzo a largo aliento, pero con una satisfacción garantizada. Si dentro de esa construcción está un cambio físico debes entender que todo tiene un proceso, y que el acondicionamiento también debe construirse desde 0.


Tener una imagen empoderada no está solamente en construir una imagen vacía en donde las necesidades inmediatas se suplen. Sino en entender que cada uno es irrepetible, y que esa diferencia es lo que realmente conecta con los demás. Yo te puedo ayudar desde una perspectiva visual a darle coherencia a lo que ya eres en esencia, a través de un Look and Feel equilibrado.

Lajuli_logo-02.png